Saltar al contenido

Posiciones de soldadura en filete

A lo largo de la historia de la soldadura muchos expertos han concordado que existen formas mejoradas a la hora de soldar distintos formas de los materiales. En este caso no solo te enseñaremos en que posiciones de soldaduras en filete sino que además te brindaremos una guía de cómo hacerlo correctamente.

Nomenclaturas de las posiciones de soldadura en filete

En esta descripción nos guiaremos con las normativas americanas (A.W.S) y la europea (U.N.E). Dando a entender que P es Posición en general y F refiriéndose a las de filete en particular. Existen cuatro tipos en particular y te lo detallaremos a continuación:

  • Posición 1F (nomenclatura europea = PA) soldadura con una de las chapas a 45 grados con respecto a la otra aproximadamente.
  • Posición 2F (Nomenclatura europea = PB) soldadura con la chapa base en horizontal y la otra en vertical a 90 grados aproximadamente.
  • Posición 3F (Nomenclatura europea = PF o Nomenclatura americana = PG) son soldaduras con ambas chapas en vertical donde en la U.N.E. es una soldadura descendente y en A.W.S. es ascendente.
  • Posición 4F (Nomenclatura europea = PD) refiriéndose a una soldadura de bajo techo.

¿Cómo soldar en filete? ¡te enseñáremos todos los consejos para ser un experto!

En esta guía te mostraremos paso a paso como elaborar una soldadura en posición 2F o en filete que son las más comunes en armados de muebles o cualquier taller de herrería en general.

Las herramientas que necesitaremos serás las típicas que en cualquier otro trabajo de herrería: soldador, masa, electrodos, martillo de punta y amoladora. Sin olvidarnos de la vestimenta de protección como el casco para soldar y los guantes.

En este caso nos imaginaremos que tenemos dos planchuelas de metal; una utilizada como base y la otra la soldaremos en vertical la misma pasando por el centro de la anterior mencionada. Fijaremos las dos piezas (en este caso a 90 grados) para que no se muevan a la hora de apoyar nuestro soldador. Para comenzar pondremos nuestro equipo de soldado a unos 20 amperes que es el predeterminado para hierro y colocaremos la masa en una posición que no nos afecte a la hora de soldar. Luego puntearemos los extremos y por el medio de la pieza para fijarla, limpiaremos con el martillo de punta para retirar exceso de material de soldado. Una vez enfriado, ya podemos retirar la herramienta que usamos para fijarlo inicialmente y comenzar con el soldado definitivo. Para esto hay que tener en cuenta que debemos hacer pausas de unos 2 o 3 centímetros para enfriar la soldadura y golpear con el martillo de punta para limpiar como hicimos anteriormente. La forma correcta de soldar es siempre con pequeños zigzags. Repetir este proceso del otro lado para darle fijación completa. Por último con la amoladora quitaremos el exceso de soldadura dejándolo completamente liso.

Como único cambio a esta guía si necesitas soldar otro tipo de material, te recomendamos que bajes la tensión del soldador a 10 amperes y vayas subiendo si es que necesitas mas potencia, pero para todo lo demás puedes utilizar estos pasos para cualquier trabajo que abordes.

Sin más que añadir puedes comentarnos tus experiencias o dudas al respecto e intentaremos aclararlas cuanto antes!